lunes, 31 de agosto de 2009

Oso de Circo

Jorge Guillén

Aquel oso de circoera muy hábil.
Ascendía y bajaba puntualmente,
Peldaño tras peldaño, su escalera,
Caminaba correcot, no pomposo,
Erguido bien, andaba en bicicleta
Bajo una piel muy limpia, señoril
Con un lujo de humano cortesano:
Suave, seria parodia de vencido.
Y volvía de pronto a su postura
Mas natural, las dignas cuatro patas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario