miércoles, 11 de noviembre de 2009

Heidegger en la controversia del pensar actual

Los pasados martes, 3 y 10 de noviembre, la facultad de Filosofía de la universidad Veracruzana fue testigo de las conferencias y testimonios, de algunos de los más importantes pensadores actuales que han dedicado su obra y reflexión, al pensamiento del filósofo alemán, Martín Heidegger.

Éste genial pensador, autor de una de las obras filosóficas contemporáneas de mayor relevancia, como lo es “Ser y tiempo”, estuvo afiliado al partido NAZI y fue rector de la universidad de Friburgo en Alemania, durante gran parte del régimen Nacional Socialista; así mismo, se le considera un ideólogo de dicho régimen. Por esto lo controversial de su figura y pensamiento.

El martes 3 de noviembre, en el salón azul de Humanidades, se presentaron por la tarde, las conferencias del filósofo español, Julio Quesada y del filósofo francés Emmanuel Faye. En ellas se exponen principalmente las implicaciones políticas del modo de pensar Heideggereano, modo de pensar que tiene que ver con la preservación de la cultura propia, de una particular forma de “estar en el mundo” o de “ser en el mundo” y que se opone a los ideales de universalismo e igualdad del resto de la modernidad europea.

Quesada y Faye, a través de una ardua labor Historiográfica y filosófica, hacen hincapié en la congruencia del pensamiento y la vida del Filósofo Alemán, pues sus inclinaciones de afiliarse al partido NAZI corresponden muy bien con ese afán de preservación de lo propio, pues para la hermenéutica Heideggeriana, el Ser se manifiesta en el mundo teniendo sus principios en el “volk” o pueblo; el hombre, quien guía al Ser, se manifiesta en el mundo, teniendo a su lenguaje materno y a su tradición histórica como arquetipo. El problema del nacionalismo alemán es que consideró el arquetipo de lo “Alemán” como al arquetipo superior”. He aquí el peligro de su pensamiento, pues el puente hacia el racismo es obvio.


La tarde de ayer, martes 10 de noviembre, igualmente en el salón azul de Humanidades y a manera de apología, se presentaron las conferencias del psicoanalista y Filósofo Luis Tamayo y del pensador francés, David pascal.

En sus tesis, también basadas en una gran labor historiográfica, Tamayo y Pascal argumentan que la afiliación de Heidegger con el partido Nazi, fue una afiliación corta e ingenua, así como el periodo en que este pensador fue ideólogo de dicho partido.

Tamayo y Pascal sostienen que la gran riqueza del pensamiento Heideggereano no tiene que ser satanizada por acciones particulares de su vida, “la reflexión de Heidegger acerca de “la verdad”, rompe completamente con el concepto clásico de la lógica aristotélica” dijo Tamayo, de ahí se deriva la gran importancia y relevancia de este pensamiento en el mundo contemporáneo.

Martín Heidegger sigue siendo un pensador controversial a pesar de sus tendencias políticas, quizá aun la filosofía, en un mundo cada vez más globalizado y homogeneizado, pueda extraer algo de él, con el afán de, sin satanizar las individualidades y el Universalismo, darle algún sentido y permanencia también a la comunidad, en tanto que formas distintas de manifestarse cada una según su tradición. Claro está, hay que tener cuidado con las metafísicas fundamentalistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario