martes, 28 de abril de 2015

Estado de emergencia en Maryland: estallan choques en Baltimore


Enfrentamientos callejeros entre policías y manifestantes pro derechos civiles han estallado este lunes en la ciudad estadounidense de Baltimore, en el estado de Maryland (noreste), tras el funeral del afroamericano Freddie Gray.

Según la versión de los hechos del Departamento de Policía de Baltimore, un grupo de jóvenes tras bloquear una calle, ha lanzado piedras y otros objetos contra los policías que vigilaban la manifestación.

Por otra parte, los manifestantes han rodeado varios vehículos de la Policía para destrozarlos y, como consecuencia, uno de ellos fue incendiado al tiempo que varios indignados han destruido una farmacia.

El capitán de la Policía de Baltimore, Eric Kowalczyk, ha amenazado que, en futuras manifestaciones, la policía usará gas lacrimógeno y métodos apropiados para preservar la seguridad en la comunidad.

“Tenemos siete oficiales heridos durante el transcurso de las protestas. Se han roto sus huesos y uno de ellos no responde”, ha alegado Kowalczyk.

De igual manera, ha calificado de “criminales atroces” a los manifestantes y ha subrayado que las protestas de Baltimore se han convertido en una amenaza creíble para la seguridad de la ciudad.

Los manifestantes en el acto de protesta portaban pancartas con el mensaje de “Las vidas de los negros importan y todas las vidas importan" y “Justicia para Freddie Gray”.

Estado de emergencia en Maryland 

Luego de las violentas protestas entre manifestantes con las fuerzas del orden en Baltimore, el gobernador de Maryland declaró estado de emergencia y activó a la Guardia Nacional.

El sábado, en una protesta similar celebrada en Baltimore, al menos 34 manifestantes fueron detenidos y otros dos resultaron heridos, según Jeremy Sibert, un portavoz de la policía.

Gray perdió la vida el 19 de abril en EE.UU., tras sufrir graves lesiones cervicales el pasado 12 de abril, cuando se encontraba bajo custodia policial.

El Departamento de Policía de Baltimore afirmó el viernes que la víctima no recibió atención médica luego de haber recibido una golpiza por parte de policías.

La muerte de Gray se produce en un momento de gran tensión entre los distintos cuerpos de policía y la comunidad, después de que durante los últimos meses los agentes del orden han protagonizado varios casos de abuso con resultados mortales.

Este asesinato se suma a varios incidentes similares en los que agentes blancos matan a tiros a ciudadanos afroamericanos desarmados, hechos que han provocado multitudinarias marchas antirracistas en la mayoría de las ciudades estadounidenses: Baltimore se ha convertido en el último escenario de estas protestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario