domingo, 13 de noviembre de 2011

Paréntesis

Los hombres dedicados al gobierno, los dedicados al crimen y aquellos que ejercen ambas profesiones a la vez han existido desde tiempos inmemoriales. A continuación, un pensamiento para reflexionar sobre la esencia de los gobiernos.

"Sin la virtud de la justicia, ¿qué son los gobiernos sino unos execrables latrocinios? Por eso, con mucha verdad contestó un corsario caído prisionero a Alejandro Magno, al preguntarle este emperador: ¿qué te parece cómo tienes turbados los mares? Contestó el corsario con arrogante libertad: y ¿qué te parece cómo tienes turbado todo el mundo? A mí, que ejecuto mis piraterías con una ruin galera, me llaman ladrón y a ti, porque las haces con formidables ejércitos, te llaman emperador".

La Ciudad de Dios
Agustín de Hipona

No hay comentarios:

Publicar un comentario