martes, 28 de septiembre de 2010

Bizarrismo Mágico: Aún hay más

Los recientes rumores sobre la aparición de una extraña doctrina denominada "Bizarrismo Mágico", ya mencionados en este medio y de los cuales seguramente usted ya ha escuchado o leído, siguen causando un furor inimaginable en la sociedad.

Tal ha sido el impacto generado que multitudes enteras tratan ya de seguir el rastro de estos inigualables y ocurrentes personajes de los que poco se sabe pero que en el suave murmullo nocturno se dejan escuchar de repente con sus hierofantes cánticos.

Lamentablemente para todos aquellos seguidores propuestos a conseguir la iniciación al ya afamado culto, se ha descubierto que el círculo esotérico dentro del cual se desenvuelve el rito ha sido formado por la excedencia de las excentricidades de sus personajes y no por una necesidad imperiosa de pertenencia. Como ya lo dijera un afamado libro, por cierto escrito por mentes bizarristas, las iniciaciones son algo así como un jueguito de niños.

No obstante, y para no desalentar a una multitud sedienta de la experiencia de lo sacro, se sabe de buena fuente que el bizarrismo es una fuerza viva que surca los aires y está presente en cada partícula de este caótico cosmos (casi casi como en los evangelios apócrifos del mar muerto), lo que hace renacer la esperanza en los corazones de aquellos que buscan en la bizarrez un sentido para su vida.

Se dice que fue de tal manera como cuatro jovenes solitarios y aburridos, devastados ante el tedio de la vida, descubrieron dicha fuerza vital. Deambulaban por la nocturna y solitaria Xalapa en busca de un instante de regocijo para su alma cuando de pronto encontraron el templo donde la experiencia sagrada, sin buscarla, se manifestó y el bizarrismo fue contemplado y contagiado.

A pesar de las exhaustivas investigaciones para dar con la localización exacta del lugar sagrado, hasta la fecha sólo se sabe que ocurrió en algún lugar aledaño a la Avenida Xalapa, se piensa hipotéticamente que donde actualmente se localiza un bar de esos que operan a pesar de las altas horas de la noche.

Independientemente de la veracidad de esta cuasi-fabula que circula dentro del mundo de los adeptos a esta doctrina (se dice incluso que el dudar de ella es una práctica común de los novicios que pretenden alcanzar el estado de bizarrismo) no está por demás advertir del carácter dual de la fuerza bizarra.

Y es que a pesar de pertenecer en sí a una fuerza de naturaleza oscura, el bizarrismo posee otra cara oculta y malévola, que de atraparlo lo sumergiría en un abismo oscuro y profundo, como al guerrero aquel que encuentra la muerte cegado por la luminosidad de su confianza. Ejemplos:

Se dice que en una presentación de “algún” libro en “alguna” FILU dos guerreros bizarristas, Académicos universitarios, fueron llevados al lado oscuro y en medio de la concurrencia discutieron sobre el carácter primigenio de la naturaleza. ¿Qué fue primero? ¿El huevo o la gallina? No. La pregunta fue trascendida. ¿El científico o el divulgador?

O basta recordar la tragedia del gran lord bizarrero oscuro infiltrado en el poder judicial (ocurrida recientemente), quien mencionó que para que haya una “mediana” aplicación de la justicia para el 2011 se requieren más de 100 mil mdp. Me recordó por cierto a el reproche que mi querido sobrino hacía a su padre tiempo atrás. Lo cito: “Papá no me porto bien porque no me compras los juguetes que me gustan”.

“Lo que pasa es que los niños también están bizarros, están bizarros… están bizarros”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario