viernes, 13 de noviembre de 2009

México XXI

Como está muy de moda andar escogiendo nada más una fracción de la constitución yo escojo la fracción tercera del artículo 35, que a la letra dice “Asociarse individual y libremente para tomar parte en forma pacífica en los asuntos políticos del país”.

I. Es prerrogativa de mi persona (contraria a la tesis del famoso “ti y tismo”) asociarme indivualmente. Y me asocio conmigo mismo.

II. La libertad -desde el más estricto punto de vista autoritario- está en manos del individuo. Y como ya todos saben que desde hace tiempo la autoridad (algunas autoridades en particular, porque no debo generalizar...) nada más no me quiere, entonces la asociación anterior la respaldo con mi libertad, con lo que cumplo el segundo requisito.

III. Sobre la parte pacífica, quisiera pasarla por entendida. No tengo ninguna intención de asociarme conmigo mismo y un arma de por medio. Prefiero extender el contrato -internalizando los costos que en materia de mercado esto me pudiera generar [a la sazón darme por un ciudadano libre, descrito tal cual en los párrafos del Decreto de Pluvioso del Año II que comerciaban en El siglo de las luces junto a “la cerveza Porter, los espesos jamones de Westfalia, las anguilas y salmonetes ahumados, las anchoas en escabeche de alcaparras y laurel, y la máscula mostaza de Durham”] mirando hacia otro lado- de no a las armas.

IV. Sobre los asuntos políticos del país es una pena que no tenga mayor referencia al último trabajo del ya célebre Moisés Montefiore más que la memoria, pues no tengo a mi alcance una copia fidedigna de sus manuscritos,

V. que yo podría esbozar de la siguiente manera:

a) la producción alimentaria para satisfacer a todos los mexicanos

b) la construcción de una vivienda digna para las familias

c) salud para todos

d) además de educación autogestiva y democrática

y tambié)n un trabajo digno para todos.

Asi es como hago pública mi manifestación de ser uno más de la causa -la lucha- de construir una historia digna, que no esté “a la sombra de”

Un sauce de cristal, un chopo de agua,

un alto surtidor que el viento arquea,

un árbol bien plantado mas danzante,

un caminar de río que se curva,

avanza, retrocede, da un rodeo

y llega siempre

ladignavoz.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario