viernes, 23 de octubre de 2009

Políticamente correcto

En esta ocasión debo confesarte, lectora amable, lector perspicaz, que he intentado comenzar algo muy serio pero las circunstancias actuales -ya saben ustedes: el calderón-gate, lo inhóspito del futuro, la falsedad y todas aquellas otras causas derivadas con la paranoia mundial de la crisis y la crisis y la crisis- vuelven evidente y burda en ocasiones a las causas mismas del problema y son sólo esos pequeños instantes los que podemos rescatar para nuestro deleite:

“Es ampliamente aceptado que la volatilidad macroeconómica, por la incertidumbre que genera, desalienta la inversión y consecuentemente el crecimiento. Los precios necesitan ser suficientemente estables para inducir una asignación eficiente de los recursos, para fomentar proyectos de inversión de largo plazo y para estimular el ahorro y la intermediación financiera”.

De repente uno se topa con joyas de la antaño famosa retórica: “A su vez, el desarrollo del sistema financiero, al permitir una canalización eficiente del ahorro a sus usos más productivos y un mejor manejo del riesgo, representa otro factor de impulso de gran importancia para el crecimiento”.

[…]

“Asimismo, recientemente se ha destacado la importancia de que los proveedores de insumos a través de redes tales como las de comunicaciones, servicios financieros y energía eléctrica, lo hagan de una forma competitiva. La naturaleza misma de este tipo de servicios, fundamentales para el proceso productivo de las empresas, provoca que, en ausencia de una regulación adecuada, surjan proveedores dominantes que ofrecen el servicio a precios más elevados y con una menor calidad. Estas distorsiones restan competitividad a las economías y, por lo tanto, afectan negativamente su potencial de crecimiento. Durante la Conferencia podremos escuchar las recomendaciones de expertos en este tema tan trascendente”.

Se refiere a la reunión que el pasado lunes y el pasado martes también tuvieron los chicagos-boys-mexicanos con los chicagos-boys-de-allá en las inmediaciones del banco central, según reportes dados a conocer en algunas secciones policíacas de varios periódicos en todo el país.

El reporte aún no se ha esclarecido. Extraoficialmente corren reportes por todos lados. Los diputados han estado tan desvelados que conocer las intenciones del gobernador (el treinta y tres del país, además de ser el único que no pasa por el escrupuloso y fundamental voto democrático) del banco central aún no está en sus apretadas agendas -comentan algunos reportes también extraoficiales.

Las palabras entre comillas corren a cuenta del gobernador del banco.

Tengamos fe y esperanza para que este problema llegue a oídos de quien puede ver a través de nuestros corazones y de nuestros pensamientos, para que amedrente moralmente -bajo los medios metafísicos y los fines mágico chamánicos que considere necesarios- a los presuntos funcionarios financieros.

Mientras tanto nosotros, lectora incansable, lector aguerrido, tratemos de ponernos serios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario