sábado, 24 de octubre de 2009

Las oligarquías se premian si mismas


Ni modo el porro mayor, perdón el rector mayor, fue a recibir el premio que la monarquía española le da a las buenas causas, en esta ocasión a la UNAM. Pero ¿a quien le dan realmente el premio? A los estudiantes y profesores o a la burocracia universitaria corrupta, representada magnificamente por su jefe máximo y dueño de la Universidad Nacional. ¿Cual es el significado de este premio? ¿Servirá para que el gobierno federal y los ciudadanos empanizados respeten a la UNAM en lugar de estar siempre atacándola; o para que mejoren el presupuesto y las condiciones de la comunidad universitaria? No creo, es más bien para fortalecer a la burocracia universitaria y afianzarla en el poder dentro de la UNAM y de paso joder a todos los que afirmaron durante la huelga del 99 que la UNAM estaba acabada y que no cumplía con sus fines. Asi las cosas, todo el mundo se congratula por el premio pero nadie se pone a pensar a quien le sirve y para que. Los premios y reconocimientos no revelan sino ocultan la problemática de la UNAM. En lugar de darle premios habría que democratizar a la institución. Hay que acabar con el poder de la burocracia universitaria y la verdad, estos premios no ayudan para tal fin sino mas bien estorban. Pero bueno, les dejo la foto que publicó La Jornada en primera plana de hoy para que quede claro que es un premio de una oligarquía hacia otra: las dos viejas, calvas y claro, muy bien vestidas. Y los jóvenes estudiantes brillan por su ausencia.

2 comentarios:

  1. El premio fortalece a la burocracia sin lugar a dudas, que permite justificarse y perpetuarse así. Y a la oligarquía misma.
    Lo más importante es rescatar a la universidad.

    ResponderEliminar
  2. En efecto mi querido Watson....Puro circo, maroma y teatro.

    ResponderEliminar