martes, 18 de agosto de 2009

Cosa de juego

La política y el futbol son dos grandes actividades sociales en nuestro país, ambas son objeto de pasión de muchos de nuestros ciudadanos. Tanta pasión desbordan dichas actividades, que uno es capaz de poner la vida en ella solo por mero ocio o por que no hay otra forma distinta de canalizar nuestra energía.

Aunque la política pareciese ser una actividad que requiere un mayor nivel cultural, estructuralmente comparte un andamiaje muy similar al del deporte de las patadas. Además dichas actividades no están peleadas la una con la otra, seguro existen por ahí expertos en ambos terrenos. He aquí algunas similitudes:

El futbol es un deporte que genera una riqueza material inmensa (no piense que para usted), la política también.

Tanto en la política como en el futbol existen equipos, unos ganan y otros pierden. Por supuesto existen honorables adversarios y otros que no tanto. Como todo un goleador, en la política hay personajes certeros que se llevan el crédito.

Existen en ambas actividades expertos en la materia, los cuales con rimbombante y dominguero lenguaje, expresan sus “doctísimos” puntos de vista en todo medio de comunicación posible.

Así como en las tribunas de los estadios de repente se forma la “melé” y los aficionados se dan hasta con la cubeta de las cervezas, los tribunales y salas de congresos también son escenarios de broncas dignas de cualquier barrio bajo.

La corrupción es otro punto en el que convergen estas disciplinas, si en el futbol se pueden comprar árbitros y beneficiar a algún equipo, en la política se puede comprar un tribunal para beneficiar a algún partido político o candidato.

La exportación de futbolistas al extranjero es cada vez mayor. En materia internacional los políticos mexicanos son unos verdaderos “cracks”.

Pero he aquí el punto analógico que más identifica estas mexicanísimas actividades: ambas estupidizan y enajenan el grueso de nuestra población llenándonos de ilusiones y de vacías fantasías.

Gane quien gane, tanto en política como en futbol, en nuestro mundo real señoras y señores, seguimos hundidos en la mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario