viernes, 19 de junio de 2009

Despúes de dos meses de protestas y bloqueos de carreteras, con un saldo de al menos treinta y cuatro muertos, más de sesenta desaparecidos y más de un centenar de heridos, la resistencia de los indígenas peruanos a la llamada "ley de la selva", que ponía los recursos naturales al servicio del capital internacional, logró que el Congreso de Perú anulara las reformas a la Constitución, en lo que constituye una derrota para el gobierno de Alan García y el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos.

Una victoria para los indígenas peruanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario