martes, 26 de mayo de 2009

Zarza en Llamas

Se incendió la zarza de tus ojos e imaginé una profecía
pero quizá no eran tus ojos sino las páginas de un libro
y a cada vuelta de hoja jeroglíficos en tu mirada.

Y a libro abierto encontré curvas
pinceladas gruesas y papeles de colores.
Encontré desproporción
naturaleza muerta
una rosa de los vientos con los pétalos opacos;
líneas móviles de ambar bajo el sol.
Como la flor de jacaranda sobre los jardines
tus cabellos descansaban en la espalda

Todos los profetas escuchan una voz,
yo escuché la de Tom Waits
la del desterrado incógnito.
Te llamó estanque del desierto en mi garganta
te volvió flor incandescente
flor de cactus.

Me obligó a olvidar los paraísos
porque los habían talado todos
Dijo que fuera a un lugar alto
que te llevara conmigo
que le venían ganas de diluvio.

Reyes Rojas

No hay comentarios:

Publicar un comentario